Mostrando entradas con la etiqueta Pene. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pene. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de noviembre de 2021

7 consejos para la eyaculación precoz: cómo durar más en la cama

Tu capacidad para retener una eyaculación precoz está sujeta a una gran cantidad de factores externos que escapan a tu control directo: el estrés, la fatiga y la ansiedad pueden provocar eyaculación precoz.

No hay nada peor que no poder desempeñarse con tu pareja debido a problemas paralizantes como la eyaculación precoz. Según algunas investigaciones, el 30% de los hombres sufren de eyaculación precoz en algún momento de su vida. Eso es casi 1 de cada 3 hombres. Mientras que la mayoría opta por no hablar de ello y sufre en silencio, tomamos una posición en contra de la eyaculación precoz y te ayudamos a darte cuenta de tus verdaderos poderes sexuales. 

Dependiendo de los distintos países y las inclinaciones culturales, lo que se considera eyaculación precoz varía. La eyaculación precoz es cuando un hombre eyacula entre 30 segundos y 2 minutos después del inicio del acto sexual. Según una encuesta, una eyaculación dentro de los 1.8 minutos posteriores al estímulo sexual podría denominarse como un caso de eyaculación precoz. Por otro lado, se sabe que los hombres con condiciones sexuales normales controlan su eyaculación durante aproximadamente 7,3 minutos. En casos severos, incluso el inicio de los juegos previos puede causar una eyaculación precoz vergonzosa. Y esto crea una gran angustia mental, provocando el inicio temprano de la disfunción eréctil.

NOTA: A diferencia de las creencias populares, las drogas no son potentes para curar la eyaculación precoz. Esto incluye drogas como la marihuana, el alcohol y varias categorías de antidepresivos.

Sabemos lo duro que puede ser sufrir tal problema. Por eso presentamos 7 consejos que te ayudarán a convertirte en un hombre nuevo en la cama.

 7 consejos para la eyaculación precoz: cómo durar más en la cama

7 consejos para la eyaculación precoz: cómo durar más en la cama

Consejos para la eyaculación precoz n. ° 1: Hacer ejercicios de Kegel

Hacer ejercicios de Kegel con regularidad es una muy buena forma de mejorar su resistencia y poder duradero. Este ejercicio fortalece el músculo pubococcígeo desde el centro y te brinda un mejor control. Para ubicar el músculo requerido, tensa a la mitad del flujo mientras orinas. El músculo que estás apretando es el que necesitas fortalecer. Aprieta y afloja lentamente durante 2 ciclos de 10/15 repeticiones. Haz esto tres veces al día y verás resultados serios dentro de 3 a 4 semanas. Los ejercicios de Kegel también mejoran la calidad de tu erección. También normalizan el flujo sanguíneo dentro del eje y ayudan a disfrutar de orgasmos más intensos.

Consejos para la eyaculación precoz n. ° 2: La técnica comenzar-parar

Mientras tienes relaciones sexuales y puedes sentir que se acerca un orgasmo deja de hacerlo y concéntrate en otra parte. Elimina la emoción y continúa 30/45 segundos más tarde cuando sientas que la necesidad de tener un orgasmo ha disminuido mucho. Haz esto de tres a cuatro veces hasta que finalmente estés dispuesto a llegar al orgasmo. La mejor manera de practicar esto es haciendo sesiones de masturbación en solitario. En estas sesiones, comienzas y dejas de tocar tu órgano unas cuantas veces hasta que sientas que estás listo. Durante el sexo, dile esto a tu pareja y pídele ayuda. La práctica regular aumentará tanto tu rendimiento como tu nivel de confianza, es importante para una correcta salud sexual masculina.

Consejos para la eyaculación precoz # 3 - La técnica del apretón

El apretón es un enfoque literalmente “práctico” en el que evitas físicamente una eyaculación. En este consejo, normalmente tienes relaciones sexuales hasta que sientes la necesidad de eyacular. En ese punto, debes apretar la cabeza de tu pene. Lo haces donde la parte superior del glande del pene se encuentra con el eje. Como regla general, esto debería aflojar la erección y la necesidad de eyacular debería disminuir. Para obtener los mejores resultados, espera uno o dos minutos antes de volver a tener relaciones sexuales. Durante su encuentro sexual con su pareja, sigue este método y alarga la duración del sexo. La práctica regular te ayudará. Al comprender mejor tu cuerpo, sabrás cuándo apretar y cuándo soltar.

Consejos para la eyaculación precoz # 4 - Evitar la penetración inicial

A menudo, la eyaculación precoz es principalmente un problema mental. Y se produce por la presión derivada de las expectativas y fantasías sexuales. Los hombres olvidan que un acto de cópula es un proceso que debe disfrutarse lentamente. Deben usar todos sus sentidos y no ver el acto como una competencia para demostrar su destreza sexual. Este tipo de mentalidad conduce a una acumulación cíclica de presión, que afecta directamente la eyaculación y el rendimiento.

Una forma de superar esas barreras es ir despacio y aprender a asimilar el proceso. Y disfrutarlo sensualmente, en lugar de actuar como un robot. Participa en los juegos previos con tu pareja y evita cualquier tipo de penetración durante los primeros 15 minutos. En este marco de tiempo, tu enfoque debe estar en hablar con ingenio a tu pareja. Debes sentirte relajado y seguro y disfrutar de la sensualidad de este momento. Esto quitará la presión del rendimiento de tu mente y podrás actuar libremente, sin contratiempos más adelante.

Consejos para la eyaculación precoz # 5 - Eyacular de antemano

Una forma segura de retrasar la eyaculación precoz es vaciar los barriles en otro lugar antes de tener relaciones sexuales. Con eso, hablamos de masturbación previa. Puedes hacerlo de 2 a 3 horas antes de tener relaciones sexuales con tu pareja y eyacular antes de tiempo. Esto relaja tu libido, deseos sexuales, músculos centrales y libera hormonas que relajan tu ser tanto física como mentalmente. Esto, a su vez, conduce a un mejor rendimiento cuando estás de vuelta en la cama. Ya que estás menos sensibilizado y se ha resuelto el impulso sexual y la presión de eyacular. En caso de que te preocupe eyacular demasiado, debes saber que esto es algo totalmente saludable y seguro.

Consejos para la eyaculación precoz # 6 - Usa condones más gruesos

Si estás usando condones, intenta usar uno más grueso de tu marca habitual. Esto puede aliviar un poco el problema. A menudo, el revestimiento de látex más grueso impide que una mayor estimulación llegue a su pene. Como resultado, el estímulo disminuido tarda más en dar el placer suficiente como para eyacular. Este es un truco ingenioso que podría evitarte mucha vergüenza frente atu pareja.

Consejos para la eyaculación precoz # 7 - Consulta a un médico

La eyaculación precoz es una afección muy tratable y, por lo general, la causa algún tipo de bloqueo mental. Hablar de tus problemas con un médico certificado beneficiará enormemente a los bloqueos mentales y recuperarás tanto la confianza en ti mismo como en tus habilidades sexuales.

Descubriendo tu potencial más allá del revés de la eyaculación precoz

Siempre ten en cuenta que la eyaculación precoz es común entre la mayoría de los hombres que ves y conoces todos los días. Por tanto, no estás sufriendo solo. Muchas cosas te ayudarán más mientras te preparas para luchar contra ella:

  • Un poco de ejercicio físico consciente
  • Tener una vida laboral libre de estrés
  • Mantener ciclos de sueño adecuados
  • Consumir una dieta nutricional equilibrada

Sigue los 7 consejos que te hemos presentado y en unas pocas semanas, te convertirás en un hombre nuevo. Te sentirás lleno de vigor, joven y con una resistencia increíble.

miércoles, 10 de abril de 2019

Cómo limpiar correctamente las partes íntimas masculinas

Encontramos en Internet este artículo interesante sobre la higiene personal del hombre, que enfatiza sobre cómo limpiar correctamente las partes íntimas masculinas para evitar infecciones en las relaciones sexuales relacionadas a la falta de higiene en el pene.
Creemos que es una información muy interesante que vale la pena compartir, ya que a veces es un tema tabú que no se habla y la gente desconoce sobre su importancia y los riesgos de la falta de limpieza en esa zona.

Cómo limpiar correctamente las partes íntimas masculinas

Cómo limpiar correctamente las partes íntimas masculinas

Esmegma
¿Qué es el esmegma?
El esmegma es una secreción blanquecina y densa que tiene un fuerte olor y que aparece en los órganos sexuales masculinos y femeninos, aunque es más frecuente en los varones.

•Células muertas de la piel.
•Secreciones de la próstata.
•Células blancas de la sangre.
•Hormonas sexuales que se acumulan debajo del prepucio originando bolitas blancas entre el glande y el prepucio.
•En el pene puede provocar irritación y la inflamación del glande (causando balanitis) del prepucio, o de los dos a la vez. Sin embargo, si la higiene es deficiente o la zona donde debe realizarse el lavado tiene un acceso difícil, el esmegma puede acumularse y causar problemas en la salud del hombre.

Imaginese como mujer siendo penetrada con esmegma en el pene debido a un mal hábito de higiene, toda esa esmegma se queda dentro de nuestra vagina y produce infecciones.

Protejase y que su pareja la proteja a Ud.
Es muy importante la higiene íntima tanto para mujeres como para hombres.

El pene se lava correctamente desde los testículos hacia el glande y desde el glande hacia los testículos pero NO con cualquier jabón, es muy importante el uso de jabones con pH balanceado

Higiene Masculina al 100% .
Cuida de ti y cuida a tu pareja.

jueves, 30 de noviembre de 2017

¿Cuánto debe durar el hombre en la cama?

Cómo tratar eyaculación precoz o de la impotencia

Cuando se trata de la salud sexual, existen muchos mitos y tabúes tanto para hombres como para mujeres. En los adultos la "hombría" suele verse afectada por problemas de eyaculación precoz o de impotencia, que tienen solución.Sabemos de la respuesta psíquica de los hombres ante estos problemas, la reacción de la mujer cuando piensa que "la culpa es suya" y de los problemas que las dificultades sexuales traen en una relación de pareja; el ritmo de vida estresante y la mala alimentación, entre otros tantos factores, influyen en el mal rendimiento sexual del hombre, pero tanto la eyaculación precoz como la impotencia se pueden tratar.
Si padeces de alguno de estos problemas, prueba el tratamiento de Kamagra, un genérico del Viagra pero igual de bueno y con la misma sustancia activa Sildenafil que mejorará tu rendimiento sustancialmente.
Ahora te dejamos un artículo muy interesante que responde a una pregunta ancestral que lleva a la duda de millones de personas alrededor del mundo:

¿Cuánto debe durar el hombre en la cama?

Desde tiempos inmemorables, hay una pregunta que da vueltas en la cabeza de todo el mundo, especialmente de los hombres:  ¿cuánto tiempo debe durar el sexo? Mientras que la industria del porno se ha empeñado en hacerle creer a la sociedad que en en el sexo, más es mejor; lo cierto es que entre la ficción y la realidad media casi un abismo.
La duración del sexo se ha convertido en una obsesión para muchas parejas y resulta bastante habitual encontrarnos con artículos en los que se habla de qué posturas hay que ejecutar para que los hombres puedan retrasar al máximo su eyaculación o cuáles son los lugares clave que conviene tocar en un momento determinado para alcanzar el clímax en hombres y mujeres.
Diversas investigaciones científicas han intentado estimar en un buen número de ocasiones cuántos minutos debe durar una relación sexual para ser considerada satisfactoria o por lo menos "suficiente".

Uno de los primeros científicos que trató de develar la incógnita fue Alfred C. Kinsey, un entomólogo de Indiana, Estados Unidos, cuyo trabajo acabó encaminándose a la sexualidad humana.
Este norteamericano publicó en 1948 Sexual behaviour in the human male (traducido como El comportamiento sexual en el hombre), un libro en el que, a través de 5.300 entrevistas a hombres de etnia caucásica, plasmó toda una serie de conclusiones sobre la conducta sexual masculina  heterosexual y homosexual.
Gracias a sus investigaciones se pudo concluir que el 75% de los norteamericanos eyaculaba en menos de dos minutos tras la penetración al menos la mitad de las veces. Es decir, el coito no duraba más de 120 segundos.

Desde entonces, todo ha cambiado bastante y los tiempos de relaciones sexuales promedio han ido ampliándose a medida que pasa el tiempo. En 2004, investigadores del departamento de Psicología de la Universidad de New Brunswick (Canadá) preguntaron a 152 parejas heterosexuales cuál era la duración real e ideal del coito y los juegos previos en sus relaciones sexuales.
Los resultados arrojados lograron señalar que la mayoría de los participantes estudiados dedicaba entre 11 y 13 minutos a los juegos previos y entre siete y ocho minutos al coito. Sin embargo, los participantes aseguraron que esperaban que sus relaciones sexuales duraran el doble de tiempo. Estas expectativas, en palabras de los investigadores, estaban "más relacionadas con los estereotipos sexuales adquiridos que con los deseos sexuales de sus compañeros".

El estudio más amplio y riguroso realizado hasta la fecha para estimar el tiempo promedio de eyaculación (o tiempo de latencia de eyaculación intravaginal, tal y como se denomina en terminología médica) fue publicado en el año 2005 en la revista Journal of Sexual Medicine. Un equipo de investigadores del departamento de Psiquiatría y Neurosexología de un hospital de La Haya convenció a 500 parejas heterosexuales estables de distintos países del mundo (Países Bajos, España, Estados Unidos, Turquía y Reino Unido) para que cronometraran sus relaciones sexuales durante cuatro semanas.
El método del estudio fue realmente "raro": los participantes, cronómetro en mano, presionaban el botón de "start" cuando comenzaba la penetración y el botón de "stop" cuando llegaban a la eyaculación.
En este estudio los investigadores encontraron que había una variación de tiempos enorme entre los participantes. De hecho, el promedio de cada pareja durante estas 4 semanas varió de los 33 segundos a los 44 minutos. Sin embargo, los investigadores concluyeron que el tiempo medio de la duración de un coito era de 5,4 minutos.

Otro estudio en el año 2008 abordó de nuevo la cuestión sexual desde un punto de vista diferente. Dos investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos), Eric Corty y Jenay Guardini, intentaron establecer qué tiempo, en lo que al coito se refiere, se puede considerar como "aceptable", "deseable", "demasiado corto" o "demasiado largo". Para ello entrevistaron a 180 miembros de la Sociedad de Sexoterapia e Investigación de Estados Unidos y Canadá, un organismo internacional que promueve el estudio científico de la sexualidad clínica y cuyos integrantes tenían al menos 3 años de experiencia como terapeutas sexuales.
Los resultados de este trabajo, publicados en la revista Journal of Sexual Medicine, establecieron que el sexo es "demasiado corto" cuando la eyaculación se produce entre 1 y 2 minutos después de la penetración, "aceptable" cuando el coito dura entre 3 y 7 minutos, y "deseable" cuando se prolonga entre 7 y 13 minutos. Así, si el coito dura entre 10 y 30 minutos puede considerarse dentro del rango de "demasiado largo".

Hoy en día vivimos en una sociedad que tiene una visión casi pornográfica del sexo y que vive obsesionada con la duración del acto sexual. La realidad indica que tras una fase previa de excitación sexual, la duración media del coito se sitúa en los 6 minutos. Sin embargo, al contrario de lo que se piensa habitualmente, no tiene por qué haber penetración en todas las relaciones sexuales.
Se suele pensar que si no hay coito, no hay relación sexual. Y esta es una concepción equivocada de las relaciones. Una pareja puede alcanzar una buena salud sexual de muy diversas formas. Y ninguna de ellas se mide a través del tiempo que dura el sexo o la frecuencia de nuestras relaciones.
Sin embargo es conveniente saber qué es lo que le gusta a tu pareja y qué duración le parece disfrutable, y si no logras llegar a ese mínimo, no dudes en buscar ayuda profesional con productos ideales para combatir la eyaculación precoz, entre otras disfunciones sexuales.

Post relacionados