Mostrando entradas con la etiqueta Orgasmo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Orgasmo. Mostrar todas las entradas

lunes, 23 de mayo de 2022

Cómo darle sexo oral (increíble) a una chica: 4 pasos simples

Este es un tema con el que muchos hombres parecen tener problemas, pero puede que te sientas aliviado al saber que en realidad es mucho más simple aprender cómo darle orgasmos a una chica a través del sexo oral que aprender cómo darle orgasmos a través de la penetración.

No hay ritmo que debas aprender para ser bueno.

No necesitas agotarte empujando tu cuerpo de un lado a otro como se ve en las escenas de sexo de toda webcam xxx.

Ni siquiera tendrás que aprender sobre el punto G, el punto profundo, la pared posterior de la vagina o nada más.

De hecho, todo lo que necesitas para hacer que una chica tenga un orgasmo oral es un poco de paciencia... y una lengua dispuesta.

Y, por supuesto, seguir estos 4 sencillos pasos.

Cómo darle sexo oral a una chica que la lleve al clímax

Cómo darle sexo oral a una chica que la lleve al clímax

¿Qué tan divertido es el sexo oral que no termina en un orgasmo?

Bueno, en realidad, puedes usarlo para más que un orgasmo: también es un excelente juego previo para el plato principal, incluso si también tienes la intención de tener sexo con penetración con ella.

De hecho, recomendamos enfáticamente que si esta es la primera vez que te acuestas con ella, NO dejes que llegue al orgasmo a través del sexo oral. Al intentar el sexo vaginal seguramente la chica le diga que no, lo siento, ya ha tenido suficiente, ¡gracias!

Y luego, por supuesto, nunca la vuelves a ver.

En cambio, si es la primera vez que están juntos, utilízalo como una herramienta para excitarla... pero no dejes que alcance la satisfacción total hasta que estés dentro de ella y hayas consumado por completo el acto. Entonces puedes darle tanta satisfacción como ella quiera.

Sin embargo... si la chica en cuestión es una amante, novia, esposa, amiga con derechos u otra amante regular tuya, probablemente querrás llevarla hasta el final al menos de vez en cuando, solo para Dale sabor a las cosas... y de todos modos, hacer que una chica se corra con una parte de tu anatomía diferente a la habitual puede ser muy divertido.

Ahora bien, por alguna razón, la mayor parte de la información en Internet sobre cómo darle sexo oral a una chica parece ser vaga o incompleta. Entonces, rectifiquemos esto: usa estos cuatro (4) pasos  en orden a continuación, y llevará al orgasmo a la gran mayoría de las mujeres a las que les da sexo oral en 5 a 10 minutos.

Vamos a sumergirnos (juego de palabras muy posiblemente intencionado) en el tema.

Paso 1: antes de complacer, debes provocar

A menos que tengas una lengua endurecida por la batalla con la musculatura en su lugar para lamer durante días, querrás que una chica se caliente antes de comenzar a lamer fuertemente.

Porque a menos que seas un profesional, te prometemos que para cuando ella alcance el clímax, sentirás que tu lengua está a punto de convertirse en una pequeña bola de dolor espasmódico.

Ese es el precio que pagas por entregar algo de bondad orgásmica.

Por lo tanto, en primer lugar, a menos que desees un largo trabajo de lamidas sin fin que nunca parece terminar, debes provocarla.

Las bromas son muy buenas para los orgasmos porque aumentan la anticipación y generan tensión sexual antes del evento principal del acto.

Ella sabe que le vas a lamer el clítoris.

Sabes que le vas a lamer el clítoris.

Pero lo que ella no sabe es cuándo le vas a lamer el clítoris... y cuánto la vas a provocar y hacer que lo desee primero.

Te recomendamos escalar el sexo oral con ella en este orden:

Comienza pasando las yemas de los dedos hacia arriba y hacia abajo por la parte interna de los muslos; no toques su coño todavía.

Comienza a besar y lamer la parte interna de sus muslos además de pasar tus manos arriba y abajo por sus piernas, acercándote cada vez más a su vagina, aún sin tocarla.

Una vez que hayas hecho esto por un tiempo (un minuto o varios... puedes tomarte todo el tiempo que quieras; mientras ella lo disfrute, cuanto más lento vayas, más tensión sexual crearás y más querrá ella). ella), muévete hasta justo debajo de su coño.

Comienza moviendo muy suavemente los dedos por la parte exterior de su coño, recorriendo el interior de los pliegues entre sus labios mayores (labios externos) y sus muslos, nuevamente, NO deberías haber tocado su coño todavía, no rompas la anticipación superando -ansioso y tocándola sin suficiente acumulación.

Comienza a besar y lamer sus labios mayores, volviendo de vez en cuando a la parte interna de sus muslos, e incluso a su pelvis (la parte de su cintura por encima de la vulva y debajo del ombligo), y luego nuevamente a los labios mayores.

Después de haber hecho esto por un tiempo, pasa a acariciar, luego a besar y lamer, los labios menores (labios internos de la vagina), regresando de vez en cuando a los labios externos, los muslos internos y la pelvis, y yendo y viniendo. 

Finalmente, también puedes comenzar a lamer y tocar su abertura vaginal.

NO toques su clítoris todavía; tu objetivo en esta parte de la experiencia es hacerla sentir que le estás prestando atención a todo MENOS a su clítoris, ignorando su parte más sensible. Incluso puede pedirte que lamas o frotes su clítoris, o que intente guiar tu cabeza, tu lengua o tu mano allí, no se lo permitas. Si lo intenta, simplemente dígale, "Paciencia", con una voz profunda y sensual, con una sonrisa traviesa y cómplice y un contacto visual pegajoso y sexual, y continúe haciendo lo que está haciendo.

En este punto de la escalada, ella está extremadamente excitada, y su clítoris está hinchado de sangre y palpitante por su toque (el clítoris femenino se expande y endurece de la misma manera que lo hace el pene masculino cuando está excitado... solo que, a un ritmo mucho más pequeño).

Pero no es el momento de darle lo que más quiere.

No todavía.

Paso 2: ensuciarse las manos

Bueno, tal vez no MUY sucias (a menos que no se hayan lavado bien primero), pero ciertamente están a punto de volverse un poco más aceitosas y un poco más aromáticas.

El siguiente paso para excitarla es comenzar a usar sus manos con ella, frotar realmente su coño e insertar un dedo índice o pulgar dentro de ella.

El objetivo aquí no es hacer todo lo posible para tocarla con los dedos; no vas a meter tres dedos ni a empezar a meterle el puño. Tampoco estás usando el movimiento de "ven aquí" para hacer que se corra a chorros. No estás tratando de encontrar su punto G.

En cambio, todo lo que estás haciendo es frotar el exterior del coño e insertar un dedo hasta la mitad dentro de ella y moverlo hacia adentro y hacia afuera.

En este punto, AÚN no habrás tocado su clítoris... y debes tener mucho cuidado de no frotarlo por accidente.

La AUSENCIA del tacto es lo que hace que esto sea tan emocionante para ella. Al no tocar su clítoris, sino tocar todos los demás lugares importantes, creas un vacío de sensaciones que hace que ella anhele más y más tu toque allí.

De hecho, es casi seguro que incluso comenzará a temer que no toques su clítoris... ¿Qué pasa si haces todo esto y la excitas ESTÁ, más excitada de lo que ha estado en mucho tiempo, o tal vez nunca? – ¿Y luego no llegas a su clítoris?

¿Qué pasa si hay algún tipo de interrupción que ocurre antes de que puedas llegar a su parte más sensible?

Está a punto de morir de anticipación.

Y todo lo que estás haciendo es lamer sus labios, frotar sus labios, lanzar un dedo hasta la mitad dentro y fuera de su coño, y hacer que se pregunte si alguna vez le darás lo que ahora anhela tan profundamente.

Paso 3: Comprométete con el clítoris

Por fin ha llegado el momento: vas a centrar tu atención, y toda la atención de tu lengua, en su clítoris.

Y aquí es donde la mayoría de los hombres que están tratando de aprender cómo darle sexo oral a una chica se encuentran engañados: leen muchos artículos sobre todas estas cosas creativas que se supone que debes hacer durante el sexo oral, y ven mucho porno en Internet de cam chicos que hacen sexo oral a estrellas del porno.

La gente salta por todos lados durante el oral que está diseñado más para excitar a los mirones que miran que para satisfacer a los participantes que actúan.

Porque una vez que tu lengua toca el clítoris, no vas a hacer nada salvaje, creativo, inventivo o loco.

Simplemente te vas a quedar allí. Como si tu lengua estuviera hecha de plomo y su clítoris fuera un imán atrayéndolo allí mismo. (Y para cuando termines, tu lengua definitivamente se sentirá como un pedazo de plomo)

Vas a lamer y lamer y lamer ese clítoris como si fuera lo único que puedes hacer en el mundo. Y vas a seguir lamiendo, y no hacer NADA más, hasta que llegue al clímax.

Y una vez que comience a llegar al clímax, seguirás lamiendo, con la misma fuerza, con la misma constancia, y no te detendrás hasta que ella te jale o comience a reírse porque se vuelve cosquilloso (lo que sucede después de ciertos tipos de clímax con bastante frecuencia para muchas mujeres).

En ningún momento después de que comiences a lamer su clítoris debes:

  • Lamer sus labios o abertura vaginal
  • Lamer sus muslos o piernas
  • Hacer otra cosa que no sea lamerle el clítoris con pasión y furia.

De hecho, te sugerimos que descartes el consejo que probablemente hayas leído en otra parte sobre tocarla con los dedos mientras la lames también.

Puedes hacer esto durante la preparación para lamerse el clítoris, pero NO una vez que comiences a lamerle el clítoris. Simplemente distrae demasiado; hará que dejes de enfocarte en lamer su clítoris y te asegures de tocarla correctamente, lo que significará que harás un trabajo más pobre en la parte más importante y la estimularás en exceso, lo que reducirá la cantidad de atención que ella es capaz de darle al clítoris, que es de donde vendrá todo su placer en este punto.

Una vez que golpeas el clítoris, simplemente debes comprometerte.

Paso 4: Tira de la capucha hacia atrás cuando se acerque al orgasmo

Mientras traes a una chica a la que le estás dando sexo oral cerca del orgasmo, es hora del refuerzo de placer final: vas a tirar de su capuchón del clítoris hacia atrás.

¿Qué es el capuchón del clítoris? Se ve así 

vulva

A la izquierda, se ve toda el área genital femenina, con la parte superior de los genitales, donde se encuentra el clítoris, resaltada.

A la derecha, puedes ver el clítoris (parece un pene diminuto, como los puedes ver en cam trans) que sobresale de un pliegue de carne, esa carne se llama capuchón del clítoris.

La mayoría de las veces, el capuchón del clítoris cumple la función de proteger la carne sensible del clítoris, exactamente como el prepucio protege el glande sensible en un pene masculino no circuncidado (la cabeza de un pene circuncidado se queratiniza y se insensibiliza debido a la fricción y la abrasión con ropa y aire).

Debido a que el clítoris es tan sensible, NO retirarás el capuchón de inmediato; comienza a lamer un clítoris sin capuchón demasiado pronto y esto será doloroso para ella, no placentero.

SIN EMBARGO, una vez que esté muy excitada y cerca del orgasmo, puedes levantar la capucha en este punto, exponiendo completamente el clítoris a lamer tu lengua... y su ingle explotará de placer.

Para retirar la capucha, simplemente coloca el dedo índice de una de tus manos en un lado del clítoris y el dedo medio de la misma mano en el otro lado, formando una 'V' (o el signo de la paz) con sus dos dedos, y luego empuje suavemente la piel hacia atrás y hacia arriba. Esto revelará el bulbo de su clítoris y amplificará la sensación que siente al lamerlo.

En este punto, sigue lamiendo y lamiendo y lamiendo hasta que se corra.

No lo olvides: estás comprometido con el clítoris.

Si tu lengua comienza a sentirse como si hubiera trabajado tanto que es posible que nunca puedas volver a hablar, simplemente sigue adelante de todos modos; te alegrarás al final y ella también.

(Y si haces esto con la suficiente frecuencia, obtendrás una lengua extremadamente musculosa y hábil como compensación)

Recordatorio: las chicas que son muy inexpertas (no todas, pero algunas) o que provienen de antecedentes de represión sexual pueden tener un poco o mucha dificultad para llegar al orgasmo, sin importar lo que estés haciendo con ellas o lo bueno que seas en la cama o en sexo oral o cualquier otra cosa.

lunes, 29 de julio de 2019

8 Pasos para hacer eyacular a una mujer

El truco para la eyaculación femenina fue un éxito en nuestro blog y muchos preguntan más tips y consejos o trucos sexuales, así que hoy les traemos el paso a paso para hacer eyacular a una mujer. No olviden compartir estos consejos útiles.

8 Pasos para hacer eyacular a una mujer

8 Pasos para hacer eyacular a una mujer

1. Antes de comenzar a masturbarla es importante que ella esté excitada y lubricada.
De lo contrario va a ser incómodo y, en algunos casos, doloroso. Consejo clave: tener las uñas cortas y limpias para no generar molestias posteriores. Si decide usar aceites lubricantes, seguro serán bien recibidos por ella.

2. Ubique el clítoris
Tenga en cuenta que esta parte del cuerpo es muy, pero muy sensible y cualquier presión inadecuada pasará de ser satisfactoria a incómoda. Para encontrarlo, ponga los dedos al comienzo de los labios externos de la vagina y baje hasta los labios menores, con una leve presión suba nuevamente un poco hasta encontrar esa montañita o protuberancia pequeña que, muy seguramente, la hizo respirar profundo tan pronto la toco.

3. El clítoris nunca se debe tocar masajeándolo con fuerza intermitente de arriba abajo porque es incómodo.
Intente rodearlo con los dedos, de arriba hacia abajo por cada lado (derecho e izquierdo), nunca en la mitad de él. Cuando sienta que está erecto, presiónelo suave sin mover los dedos. Demasiada fuerza o hacer círculos con los dedos puede hacer que la chica sienta menos placer o, incluso, parecerle incómodo.

4. Después de estimular su clítoris correctamente, notará que ella estará empapada.
Deslice esa lubricación por toda la vagina con los dedos o ayudado de la palma. Sígala estimulando mientras con la otra mano toca sus senos, su cabello o cualquier parte sensible de su cuerpo.

5. Cuando sienta que su pareja está disfrutando y luego de extender toda su lubricación por la vagina, empiece a jugar con los dedos en la punta de la cavidad de su tracto uterino.
Introduzca inicialmente solo la punta, casi tocándola con la yema, cuando decida introducir los dedos procure seguir presionando el clítoris, será bastante satisfactorio para su pareja.

6. Con los dedos adentro, utilice su otra mano para masajear el clítoris con movimientos circulares.
Los dedos que están dentro de la vagina deben moverse pegados a las paredes del cuello y tracto uterino (a las mujeres les gusta la presión en esta zona, por eso la obsesión con penes gruesos). Recuerde: los dedos que presionan el clítoris deben hacer los movimientos circulares alrededor de él, no por encima.

7. Cuando ella esté bastante lubricada (lo puede sentir fácilmente en la mano)
Es el momento indicado para hacer movimientos rápidos de afuera hacia adentro, pues a ella ya no le lastimará, muy por el contrario, le va a encantar. Cambie velocidades, cuando lo haga lento intente pegar los dedos a la pared vaginal con movimientos circulares y siga estimulando el clitoris. Cuando lo haga rápido, intente mantener presionado su clítoris y mueva su dedos de arriba a abajo.

8. Si intenta presionar su clítoris desde la parte de adentro de la vagina puede conseguir que ella seguramente se venga a chorros.

¿Cómo saber que ella tuvo un orgasmo mientras la masturbaba?
Se perciben las contracciones en su cuello y tracto uterino, lubricación de color blanco y no transparente y, muy seguramente, por la intensidad de la sensación ella no le va a permitir sumergir más los dedos.

viernes, 10 de mayo de 2019

28 técnicas de masturbación femenina

Darse placer no es algo reprobable. ¡Fuera tabúes y a disfrutar del cuerpo con estas 28 técnicas de masturbación femenina más placenteras!
A pesar de que aún quedan mujeres que debido a sus creencias no se masturban,este acto, además de placentero, es saludable. De hecho, la masturbación puede estar relacionada con la inteligencia, pues algunas investigaciones incluso afirman que las personas inteligentes se masturban más.

En este post puedes encontrar una lista de técnicas de masturbación que te permitirán sentir placer de muchas formas, y así podrás tener orgasmos más intensos.

Razones para masturbarse, según la ciencia

Y es que la masturbación aporta una serie de beneficios tanto físicos como psicológicos. Es por eso que incluso se utiliza en terapia sexual y de pareja. Las razones para masturbarse son:

-Te hace más feliz al liberar neuroquímicos como las endorfinas.
-Te ayuda a mejorar las relaciones sexuales al trabajar los músculos pélvicos.
-Te permite luchar contra el cáncer
-Funciona como analgésico que ayuda en los dolores menstruales.
-Mejora el sueño gracias a la liberación de endorfinas y serotonina.
-Favorece la relajación y el bienestar.
-Es bueno para el autodescubrimiento y para mejorar la autoconfianza de uno mismo respecto al sexo.
-Mantiene los genitales sanos
-Fortalece el sistema inmunológico.

28 técnicas de masturbación femenina

28 técnicas de masturbación femenina

Hay diferentes maneras de estimular tanto el clítoris como otras zonas erógenas que te harán sentir un gran placer. Sin embargo, durante muchos años la sexualidad femenina ha sido reprimida y castigada socialmente, por lo que no es raro que exista mucho desconocimiento sobre este tema a nivel popular.

 La idea de que la sexualidad tiene una faceta en la que la mujer siente placer ha sido pasada por alto a sabiendas, dado que en el sexo, como en prácticamente todos los ámbitos de la vida, hasta hace relativamente poco primaban exclusivamente los intereses del hombre. Y si el placer femenino era tabú, no digamos ya la masturbación femenina, en la que no es necesario que participe otra persona. En ese tema, históricamente, el desinterés ha sido total.

Por ello, conocer las técnicas de masturbación femenina y hablar sobre ellas es algo que puede contribuir a que este vacío de información se llene pronto y que el bienestar de la mujer sea valorado en sí mismo, y no como una consecuencia de la satisfacción del hombre en la cama.

Así que comencemos con algunas más simples para ir pasando a otras más complejas.

1. De arriba abajo

La primera técnica de masturbación es muy simple. Debes centrarte en el clítoris y tocarlo con el dedo, luego comienza a frotar de arriba y hacia abajo. Primero puedes hacerlo en un lado, y cuando ya estés preparada, puedes estimular directamente sobre el clítoris una vez haya pasado el tiempo adecuado para que no sea algo brusco.

2. La caricia larga y lenta

Usando uno o más dedos, desliza de forma ligera y suave por el centro de tu vagina y el clítoris, de abajo hacia arriba con un recorrido largo. Escucha tu cuerpo para sentir cuáles son las áreas que proporcionan más placer y mientras las tocas experimenta con movimientos rápidos, movimientos más lentos, así como con más o menos presión.

3. De lado a lado

También puedes intentar cambiar de dirección en cuanto a los movimientos, empezando por tu clítoris y frotando de un lado a otro. A algunas mujeres prefieren no tener un contacto directo sobre el clítoris mientras otras quieren un toque más intenso. Puedes ir aumentando la intensidad de manera gradual.

4. Movimiento circular con todos los dedos

Otro tipo de movimiento que puedes realizar es en forma de círculo. De hecho, esta técnica de masturbación es de las más utilizadas y eficaces ya que para realizarla es necesario usar los cuatro dedos frotando toda la zona, no solo el clítoris.

5. El punto U

Muchas mujeres no parecen conocer el punto U. No obstante, esta zona puede ser realmente placentera y su estimulación puede provocar orgasmos muy intensos. Como puedes ver en el siguiente vídeo, es la área de la piel justo por encima de la uretra.

6. Chorro de la ducha

Si todavía nos has utilizado el chorro de la ducha o el grifo no sabes lo que te estás perdiendo. Es cierto que es una técnica de masturbación sin dedos, pero provoca una increíble sensación. Lo único que necesitas es un grifo para dirigir el chorro hacia la vagina. Puedes experimentar qué es lo que te produce un mayor placer y acompañarlo con el toque de los dedos o la penetración.

7. En la bañera

Si no eres de ducharte y prefieres un baño relajante, también puedes llevarte tus juguetitos a la bañera o tocarte de diferentes maneras. Es una situación muy relajante que puedes aprovechar para disfrutar de tu cuerpo.

8. Sobre la almohada

Otra manera de masturbarte que te dará mucho placer es simular que tienes relaciones íntimas con la almohada. Puede parecer una situación un poco extraña, pero provoca sensaciones realmente placenteras.

9. Toalla enrollada

Otra variación de la técnica anterior es coger una toalla y enrollarla para después colocarla sobre una silla. Una vez colocada, puedes sentarte encima y frotar y restregar para sentir un gran placer. También puedes utilizar otras superficies colocadas en objetos similares a una silla.

10. El apretón

El apretón consiste en presionar el clítoris con el dedo índice y el pulgar. Después puedes realizar movimientos repetitivos alrededor de éste, por ejemplo, mientras un dedo va para un lado el otro va para el otro.

11. Como si fuese un pene

Una variación del punto anterior es la siguiente: una vez que se ha presionado y jugado con movimientos alrededor del clítoris, puedes tratar esta zona como si fuera un pene pequeño y realizar el movimiento de la masturbación masculina. Eso sí, esta técnica de masturbación es algo más compleja que el resto, por lo que las distracciones aparecen fácilmente; es por eso que la puedes combinar con otras.

12. El sándwich

En vez de utilizar el índice y el pulgar, se emplean el dedo medio y el índice. La situación queda como si tus dedos fuesen las rebanadas de un pan y vas presionando cada vez más. Mientras haces esto, puedes dar pequeños golpes a tu clítoris con la mano mientras hacer que la presión y la velocidad varíen.

13. Sobre los labios

Frotar y estimular con los dedos la zona de los labios vaginales es como un juego preliminar para la masturbación. Puede que no te lleve directamente al orgasmo, pero es una excelente manera de desarrollar técnicas de masturbación más intensas. Hay muchas maneras de estimular tus labios vaginales:

-De arriba a abajo con uno u más dedos.
-Presionar y apretar los dedos juntos
-Con lubricante para un mejor tacto.
-Con diferentes juguetes u objetos eróticos.

14. Meditación orgásmica

La meditación orgásmica es una forma de masturbación que requiere de otra persona para que masajee el clítoris. A diferencia de otros tipos de meditación, la persona no se centra en la respiración, sino en las sensaciones del clítoris en el momento presente.

Para llevarlo a cabo. la persona que recibe la estimulación debe estar relajada mientras el otro masajea la zona clitorial durante 15 minutos. El objetivo no es llegar al orgasmo sino sentir las sensaciones que ocurren.

15. El collar de perlas

Para llevar a cabo esta masturbación es necesario tener un collar de perlas. Puedes sentarte sobre tus rodillas o hacerlo de pie. Solo tienes que colocar el collar entre tus piernas y moverlo hacia adelante y hacia atrás.

16. Penetración

Acostada en la cama, levanta las rodillas y abre las piernas. En esta posición, puedes penetrar tu vagina con el dedo medio y el índice para simular la penetración de un pene. Una vez dentro, puedes estimular el punto G, que se encuentra en la parte superior de la vagina, a unos 5 centímetros de la entrada.

17. Con vibrador

Las opciones hasta ahora eran con el dedo o los dedos. Sin embargo, también puedes seguir los consejos anteriores y hacer las masturbaciones de las que he hablado con un vibrador. Puedes estimular el clítoris con un aparato destinado exclusivamente para este uso o introducirte un dildo como si fuese una penetración.

18. Piernas cruzadas

Puedes acostarte y relajar las piernas. Después, aprieta los muslos y pon los dedos de los pies en punta, cruzados... Utiliza tus rodillas para subir y bajar. Mantén tu vagina apretada mientras notas la estimulación.

19. Usa pinzas de pezón

¿Te gusta el sado? Puedes hacer que tu imaginación vuele colocándote unas pinzas de pezón en tus pechos mientras te masturbas. Así puedes simular que estás llevando a cabo una práctica sexual extrema.

20. Masturbación con lubricación

Puedes utilizar algún gel lubricante y acariciarte el clítoris y la vagina. Los lubricantes íntimos ayudan a intensificar las sensaciones durante la penetración, haciendo que el sexo sea mucho más placentero. Existen diferentes lubricantes con diferentes efectos. Antes de usarlos averigua cuál debes elegir; eso sí, no te pases con la cantidad o la fricción será mínima.

21. Vibrador casero

Si tienes muchas ganas de masturbarte pero no tienes un vibrador a mano, puedes ideártelas para construir un vibrador casero. Simplemente tienes que coger un cepillo de dientes eléctrico y colocar una toallita húmeda sobre el cepillo dental. Lubrica bien la zona y regálate placer a ti misma.

22. Mírate en el espejo

Hay muchas personas que se sienten excitadas al verse a si mismas frente al espejo masturbándose. El hecho de visualizar el acto a la vez que se realiza hace que los estímulos placenteros lleguen por más vías.

Puedes sentarte en una silla o masturbarte desde la cama en una habitación en la que tengas una buena visión desde el espejo. Disfrútalo.

23. Imita una película de adultos

Una situación que puede resultar muy entretenida y excitante es elegir una película porno del gran abanico que puedes encontrar en internet. Solamente tienes que imitar el rol de la mujer que es protagonista. Tu imaginación puede hacer que te sientas parte de lo que se ve en la secuencia.

24. Masturbación boca abajo

Debes acostarte boca abajo en la cama, poner tus brazos a los costados y la cabeza girada hacia un lado. Las rodillas deben quedar flexionadas de manera que puedas tener contacto con el clítoris sobra la cama. Puedes enrollar la sábana o colocar la almohada en esa zona erógena. Solamente debes variar los movimientos a tu gusto con tal de que la fricción te permite ponerte muy caliente.

25. Masturbación anal

Mientras algunas mujeres rechazan la idea de la masturbación anal, para otras, la exploración de esta zona del cuerpo es algo natural. La masturbación anal puede llevarte a experimentar orgasmos más intensos si aprendes a tocarte de manera correcta. Recuerda que no es necesario la penetración, puedes simplemente tocar las zona contigua al ano o introducir sólo la punta del dedo.

26. Sobre el capuchón del clítoris

Para algunas personas puede ser demasiado estimulante tocar el clítoris. Como alternativa, es posible hacerlo sobre el capuchón, la parte externa que lo recubre. Es ideal para lo momentos iniciales de la masturbación.

27. Aparta el capuchón

Puede ocurrir que a una persona le ocurra lo contrario que en el caso anterior, que necesita más estimulación sobre el clítoris. En ese caso, es posible estimularlo de manera directa al exponerlo más. Para hacerlo, solamente tienes que colocar tus dedos sobre el capuchón de tu clítoris y luego tirar lentamente de la piel hacia atrás.

28. Con dos vibradores

Si te apetece probar algo más extremo que un sólo vibrador, puedes masturbarte con dos a la vez. Uno puede ir directo para el clítoris y el otro puede utilizarse para la penetración. Aquí es importante la coordinación.

miércoles, 10 de abril de 2019

Truco para la eyaculación femenina

Para las Damas (y hombres que desean saber cómo hacer llegar al orgasmo a la mujer) Vale la pena leerlo. Quizás no sean trucos, pero sí son consejos para lograr llegar a la eyaculación femenina. Estudios realizados informan que hay entre un 30 o 40% que les cuesta más trabajo lograrlo o simplemente no lo logran

Truco para la eyaculación femenina

Consejos y trucos para la eyaculación femenina 

SQUIRT: algunas mujeres requieren de entrenamiento y otras simplemente lo tienen en casi toda relación sexual.

Se conoce médicamente el origen del squirt o eyaculación femenina desde el año 2001, cuando se dio a conocer el nombre de próstata femenina, el cual todos conocíamos como Punto G.

La próstata femenina vendría siendo la terminación del clítoris dentro de la cavidad vaginal, es decir, el clítoris mide aproximadamente 8 cm y lo podemos estimular por dentro y por fuera. Si se conocían aproximadamente 8000 terminaciones nerviosas el clítoris, entonces:

¿Cuantas terminaciones nevosas ostenta el clítoris en realidad?
¿De cuanto placer se esta perdiendo una mujer?

Al rededor de la próstata se encuentran las glándulas de Skene, capaces de producir el liquido eyaculatorio, estas contienen canales que transportan la eyaculación por medio de la uretra, es por esta razón que la eyaculación femenina se confunde con orinar, lo que hace pensar en aquella expresión popular: “orinar da placer”. Ok, teniendo esta información ya clara, podemos provocar un squirt.

Cómo eyacular

1. Se debe tener las piernas bien abiertas, recuéstate en la cama cama para que sea más cómodo y fácil. Estimula el clítoris para llenarlo de sangre y poder palparlo por dentro, para esto, recomiendo el uso de aceites a base de agua, pues estos no alteran el PH de la mujer.

2. Introduce el dedo medio, el dedo medio y el índice o el dedo medio y anular, con la palma hacia arriba, es decir viendo hacia el ombligo, no sumerjas completamente tus dedos, pues el Punto G se encuentra solo a unos centímetros, para se exactos se encuentra detrás del hueso púbico. (Sabes que es el Punto G, porque al mover los dedos hacia el frente, sientes un área acanalada, que al presionar sientes inmediatamente hueso púbico y da sensación parecida a la de ganas de orinar).

3. Debes hinchar el Punto G, hasta volverlo un poco mas grande que el tamaño de una almendra. Esto lo consigues masajeandolo, te recomiendo mover los dedos de manera circular, presionando un poco, da toques rápidos, detente y empuja ligera y extensamente hacia arriba, intentando tocar el hueso púbico. (Es posible que se llegue al orgasmo sin eyacular en este paso, pero es cuestión de ejercitar y entrenar el Punto G)

4. Combina los movimientos anteriores con Kegels, es decir, contrae intermitentemente los músculos pubococcígeos o PC, los músculos con los que se sostiene la orina; es de esta forma que las mujeres normalmente obtienen el orgasmo, pero el orgasmo proviene del clítoris, el nervio pudendo es quien responde y a eso vienen las contracciones y la lubricación abundante en la vagina, pero no hay eyaculación vía uretra.

5. Continua frotando el Punto G, rota el dedo, presiona y conforme te excites, levanta las caderas presionando las nalgas. Sigue y repite los movimientos.

6. Para terminar, saca los dedos o el dedo con rapidez y puja (o pídele que puje), sin dejar de contraer las nalgas y con la cadera elevada; presiona por fuera haciendo círculos con la mano sobre los labios mayores que casi cubren el clítoris, o bien, se puede estimular manualmente el clítoris externo. Si siente que la sensación inminente se escapa, repite. Se necesita de concentración, sentir es lo esencial, va a venir, va a llegar. Lo importante es que no se piense, es importante que solo se sienta. Entregarse a la sensación y dajarla fluir.

No todas las mujeres eyaculan la primera vez que lo intentan, es cuestión de conocerse sexualmente y estimularse frecuentemente.

Les dejamos este artículo para que lo compartan con todas las chicas con con sus parejas, y por que no compartirlo con sus amigos y ellos así lo disfrutan más con su pareja.

viernes, 11 de agosto de 2017

Truco para hacer llegar al orgasmo a una mujer : La lengua de gato

Cuando hablamos de sexualidad, sabemos que hombres y mujeres tienen sus propios trucos para estimular a su pareja y estos trucos se conservan como armas y herramientas utilizables en la cama. Nosotros no nos guardamos nada y queremos que todos y todas logren llegar al orgasmo, así que en vez de guardarnos el secreto, te traemos un truco para hacer llegar al orgasmo a una mujer : La lengua de gato.
Tu pareja nos lo agradecerá a la hora del sexo oral, eso es todo lo que te podemos garantizar!

Truco para hacer llegar al orgasmo a una mujer  La lengua de gato

Truco para hacer llegar al orgasmo a una mujer : La lengua de gato

En esta posición sexual el hombre debe saber ofrecer generosamente a la mujer gozo y voluptuosidad en un sutil y sensual sexo oral. Este es uno de los regalos más amorosos que se convierte en preliminar o previa a otra actividad sexual. Hay que tener en cuenta que para los hombres el olor del sexo femenino así como el gozo que se produce al estimular el clítoris son estimulantes eróticos, así que se deben de explotar al máximo estos recursos sexuales.

¿Cómo se practica la posición sexual Lengua de gato? La mujer debe acostarse boca arriba y extender sus piernas para que el hombre las eleve, antes de acercar el rostro a su vulva. Puede empezar dando pequeños besos en el monte de Venus, lo que generará en ella pequeños cosquilleos para despertar su placer.

Luego de un corto tiempo el hombre puede pasar a practicar sexo oral, sin olvidar que durante este acto debe dar suaves golpes con la lengua alrededor de su clítoris. Con esta acción la mujer siente una excitación que intensifica la movilidad de “la lengua del gato”.

Estudios científicos han demostrado que los orgasmos que experimentan las mujeres con esta práctica son más intensos que aquellos generados en otras posiciones sexuales.

Post relacionados