Mostrando entradas con la etiqueta Henna. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Henna. Mostrar todas las entradas

miércoles, 11 de abril de 2018

Pintura de Henna para embarazadas

Los tatuajes de de Henna para embarazadas son una hermosa tradición. La pintura Henna es considerada un tratamiento de belleza interior, y la pasta o pintura de henna para hacer la tinta de estos tatuajes temporales se hace a partir de elementos naturales.

Utilizando solo henna natural, es seguro y relajante, ideal para pintar la pancita de embarazada de las futuras madres.

Estas pinturas simbolizan la protección para ambos, la madre y el bebé.

Comparte con tus amigas embrazadas o familiares que están a punto de ser madres!

Ya hemos mostrado cómo hacer tatuajes temporales, pero esta es otra posibilidad que se practica a menudo.

La idea es dibujar con pinceles a modo de body painting con esta pintura y NO utilizar agujas, pero ya que estamos, les dejamos la receta que se utiliza también para hacer verdaderos tatuajes con tinta de henna.

De todas formas, si no estás segura sobre los problemas de salud y no puedes consultar a un dermatólogo antes de utilizarla, te recomendamos probar con la técnica común de tatuajes temporales y poner en práctica estos diseños de tatuajes para embarazadas que dejamos por aquí!

Pintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Pintura de Henna para embarazadasPintura de Henna para embarazadas

Video : Cómo hacer un tatuaje de Henna



Cómo hacer Pintura de Henna

La henna es una planta cuyas hojas pueden utilizarse como pigmentos en diversos ámbitos, por ejemplo, se ha utilizado durante muchos años con fines cosméticos debido a sus propiedades para la pigmentación.

La tinta que se obtiene a partir de la pasta hecha con la henna no es dañina para la piel y tampoco representa ningún riesgo importante para la salud, a excepción de algunos casos en particular (IMPORTANTE : consulta con tu dermatólogo antes de utilizarla). La henna contiene una molécula de colorante tanino conocida como ácido hennotánico que puede penetrar en la piel sin extenderse, a diferencia de la tinta de tatuajes convencional.

Más allá de todo esto, y como ya sabemos, la henna no es permanente y con el paso del tiempo pierde color e intensidad. La henna es una buena idea también para adornar, decorar, pintar o modificar temporalmente un tatuaje verdadero que nos hicimos en el pasado.

Las hojas frescas de la planta son la mejor opción a la hora de hacer nuestra propia pintura para el cuerpo de henna, sin embargo, no siempre son fáciles de conseguir. De todos modos, la planta se puede conseguir en polvo o pasta en algunos supermercados y en ciertas tiendas departamentales.

Ingredientes para hacer la pintura de henna:

Hojas frescas de henna
Limón u otro líquido con bajo PH
Aceite que contenga terpineol
Jarabe de azúcar
Un recipiente que no sea de metal para hacer la mezcla
Una envoltura plástica

Elaboración de la pintura de henna:

Es importante conseguir ingredientes frescos y naturales. Los de color marrón y verde oscuro suelen ser los más populares y también funcionan mejor. Si usamos polvo de henna, luego podemos guardarlo en la nevera o en la heladera para mantenerlo fresco, pudiendo darle un nuevo uso a futuro (puede durar aproximadamente un año en el refrigerador).

Antes de ponerte a preparar la pintura de henna, primero escoge el diseño que utilizarás, para saber así qué cantidades de ingredientes vas a necesitar. Un diseño pequeño (entre 5 y 10 cm) llevará una cucharadita de polvo mientras que uno grande, para un dibujo en el brazo por ejemplo, puede llevar algo así como unos 200 gramos.

Para preparar la mezcla, después de haber tenido en cuenta los ingredientes y las cantidades, vertemos el polvo en un recipiente y revolvemos de forma suave pero consistente con limón para formar la sustancia. Es necesario revolver de forma constante y sin parar, asegurándonos de que no se formen grumos.

Nos damos cuenta de que la mezcla está lista cuando la dejamos colgar de una cuchara y no caen gotas. No puede tener una consistencia tan líquida como para que llegue a gotear, pero debe ser consistente y estar bien unificada.

Ahora hay que verter progresivamente y con cuidado el jarabe de azúcar para ayudar con la consistencia. Por último, luego de haber logrado la consistencia que buscábamos, añadimos algunas gotas de aceite esencial. Una buena opción es uno de lavanda ya que protege la piel sensible.

Con nuestra mezcla lista para hacer un tatuaje de henna, cubrimos el recipiente con una envoltura plástica para impedir que se seque. Se recomienda sobre todo no dejar el recipiente en un sitio templado o caluroso para que no se eche a perder.

Advertencias sobre la pintura de henna:

La henna puede ser peligrosa para personas que sufren la deficiencia de glucosa-fosfato.
No se puede añadir ningún otro pigmento a la mezcla.
No uses henna de color negro, la henna debe ser marrón, verde o naranja.
La henna no es estéril por lo que no puede entrar en ninguna zona que esté cortada, abierta o raspada, puede entrar al organismo y provocar una infección.

Post relacionados