Mostrando entradas con la etiqueta Descansar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Descansar. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de enero de 2021

Respirar para dormir mejor

Cuando descansas correctamente, tu cuerpo se relaja por completo y eso hace que tu boca se abra y termines babeando. Además, se dice que al botar saliva por la boca al descansar, significa que la persona está respirando de forma correcta y no tiene apnea del sueño o un trastorno que interrumpe la respiración.

El adulto se desconecta completamente, donde sus funciones cerebrales se apagan para lograr un descanso y reparación; se deja de deglutir y pasar saliva, entonces se comienza a eliminar saliva para afuera y se da el famoso babeo del sueño muy profundo...

Aprende cómo respirar antes de dormir para descansar mejor durante la noche.

Respirar para dormir mejor

Respirar para dormir mejor

Técnica mindfulness de respiración consciente

Es una forma de decir chau a lo que pasó en el día y concentrarte en tu respiración.
1 - Busca un espacio silencioso y con luz tenue y siéntate en una postura cómoda.
2 - Cierra los ojos y sonríe.
3 - Inhala sin prisa contando hasta 4, haz una pausa de 1 o 2 segundos y exhala contando hasta 4. Para volver a inhalar espera 1 o 2 segundos. Cuando el aire entre en ti, imaginalo "Dando un paseo" por tu cerebro. Es normal que tus pensamientos no se aquieten, solo acepta lo que pensaste y vuelve a tu respiración.
4 - Repite esa respiración durante 15-20 minutos. Luego acuéstate sin juzgarte por el resultado del ejercicio.

¿Qué te pareció? Si te gustaron estas ideas, no olvides compartir en tus redes sociales para que puedan llegar a más personas que también puedan disfrutarlas.

Te invitamos a seguirnos en nuestra página de Facebook y en Twitter también para ver más ideas similares y poder comentar con otros y compartir tus ideas similares, todo esto en nuestra comunidad virtual de Trucos Trucos.

sábado, 3 de agosto de 2019

Trucos de belleza para las vacaciones

Estés o no estés de vacaciones, aprovecha esos pequeños placeres que proporciona esta estación del año para cuidar tu salud y tu belleza!

Aprovecha que los días son más largos, que puedes disponer de más tiempo libre para cuidarte, si cabe, un poquito más.
A estas alturas del año muchas de nosotras tenemos grabada ‘a sangre y fuego’ en la mente una sola palabra: ¡vacaciones!

Si tienes la suerte de estar ya descansando, enhorabuena; si todavía te quedan unos cuantos días, paciencia, todo llega y si, por casualidad, este año, por circunstancias de la vida, resulta que vas a tener que conformarte con disfrutar ‘a tope’ tan solo los fines de semana, no desesperes, porque, por regla general, durante el estío los ritmos de trabajo suelen ser más tranquilos, y eso es algo que también hay que saber aprovechar.

Lo que está claro es que, estés o no estés de vacaciones, el verano es una época estupenda para ponerte guapa y cuidarte, si cabe, un poquito más. Aprovecha que los días son más largos, que tienes más tiempo libre… y ¿ello que significa?, ¡toma nota!:

Trucos de belleza para las vacaciones

Trucos de belleza para las vacaciones

Es tiempo de mimar tu cuerpo
Aunque es algo que se debe hacer durante todo el año, una cosa es cierta: es ahora, al ir más ligeras de ropa, cuando los cuidados de la piel se hacen mucho más intensivos: exfoliación, hidratación… todo parece poco al enfundarse unos shorts, una minifalda o un vaporoso vestido y nuestra piel luzca brillante y sedosa.

Olvídate del secador
Si durante el resto del año el cabello debe aguantar largas sesiones de peluquería (mechas, moldeados, secador…), en verano deja descansar la castigada fibra capilar. Sécate el pelo al aire y aprovecha los días que estés tomando el sol para aplicarte una mascarilla regenerante, porque con el calor la fibra capilar se abre con más facilidad y el producto puede penetrar más en profundidad.

Libera tus pies
Son otro de los grandes olvidados durante el resto del año. Dales una tregua, y en lugar de esos zapatos, muy ‘fashion’ pero que los aprisionan sin compasión, cálzate unas chanclas o unas sandalias. Eso sí, al llevar el pie al aire, deberás poner especial cuidado en su exfoliación e hidratación para evitar durezas. Si estás pasando unos días en la playa, aprovecha para dar paseos descalza por la arena (no necesitarás una exfoliante), o caminar con el agua a media pierna, un método estupendo para mejorar la odiosa celulitis porque la resistencia al agua ejerce un efecto tonificante

Duerme ocho horas o más
Aunque no te lo creas es uno de los grandes secretos para mantenerse joven y guapa. Si el ritmo desenfrenado del resto del año hace que, muchas veces, robemos horas al sueño reparador, en verano y, sobre todo en vacaciones, aprovecha para dormir todo lo que necesites. La falta de sueño no sólo resta energía al organismo e influye en un bajo rendimiento diario, también favorece la aparición de los radicales libres, principales agentes del envejecimiento de la piel.

No te resistas a la siesta 
Si hay una época en el año propicia para esta sanísima costumbre, ésa es el verano. No hay que exagerar, bastan 20 minutos de reposo tras el almuerzo para sentirse mucho mejor. Y esta costumbre mediterránea ha sido ya adoptada en muchos países… ¡por algo será!

Haz deporte al aire libre
¿Te encantan los deportes acuáticos y te apetecería apuntarte a un curso de buceo o de esquí acuático? No te quedes con las ganas, ¡hazlo! Realizar ejercicio es una de las cosas más saludables que puedes hacer. Aprovecha tus días en la playa para hacer un deporte diferente que te haga olvidar la rutina del gimnasio. Hay un sinfín de deportes para practicar: golf, tenis, pádel, natación.

La hora del aperitivo es sagrada
Un ritual tan español y tan saludable, eso sí, como todo en esta vida, siempre que se haga con moderación. Y es que aguantar desde la hora del desayuno hasta la hora de comer sin probar bocado, se lleva mal. Siempre es mejor repartir la ingesta de alimentos en varias tomas que en una sola, porque, entre otras cosas, engorda menos

Post relacionados