Mostrando entradas con la etiqueta Cultivar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cultivar. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de septiembre de 2022

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

La forma más común de multiplicación de las plantas en la naturaleza es con una semilla que cae al suelo para germinar o se la lleva el aire, el agua y las aves. 

La propagación de plantas por semilla se encuentra en la mayoría de las plantas, hortalizas, plantas ornamentales, plantas aromáticas y árboles frutales. Nos ayuda a mantener nuestras variedades de plantas favoritas y al mismo tiempo reducir el costo de crear plantas.

Las semillas son el resultado de la polinización de las flores de las plantas en la que participan tanto la parte femenina como la masculina. Durante la fertilización, algunas características de la nueva planta que emerge pueden diferir de las plantas de las que se originó la semilla.

Cada semilla contiene el embrión que germinará cuando se encuentre en condiciones adecuadas de humedad, temperatura y oxígeno. El endospermo y los cotiledones de la semilla contienen los nutrientes que ayudan a la futura planta a desarrollarse en las primeras etapas hasta formar un sistema de raíces y hojas.

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

Dependiendo de la planta y el cultivo, pueden existir formas de propagación más eficientes, fáciles o rápidas, como la propagación por esquejes o el injerto de árboles. Así que veamos información detallada sobre cómo recolectar y almacenar semillas, qué buscar en la germinación de semillas, cómo podemos ayudar a que una semilla germine, así como consejos útiles para hacer plantas vibrantes y saludables en el jardín y en una maceta.

 Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

1. ¿Cómo recolectamos y almacenamos semillas de plantas?

Para recoger las semillas de las plantas que queremos multiplicar y almacenarlas hasta que las plantemos, seguimos los siguientes pasos:

De las plantas que queremos multiplicar, recogemos las semillas de las flores o los frutos y los frutos después de que hayan madurado o secado.

Para evitar que las semillas germinen o se pudran, deben perder su humedad. Así que deje secar las semillas sobre papel absorbente antes de guardarlas.

Guarde las semillas en frascos de vidrio, latas de aluminio o bolsas especiales de nailon que cierren herméticamente para evitar el contacto con el aire.

Coloque un poco de arroz en los frascos o latas para absorber la humedad que pueda estar presente para asegurarse de que las semillas no germinen.

Anotar con una pegatina el tipo y variedad de la planta, la ubicación, así como la fecha en que recolectamos la semilla.

Guardar las semillas en un lugar oscuro, sin humedad ya baja temperatura o en nevera hasta que necesitemos plantarlas.

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

2. ¿Cuánto tardan en germinar las semillas?

La germinación de la semilla depende de su especie y variedad. Algunas semillas germinan en unos pocos días como la semilla de rúcula, algunas semillas como el pimiento en 1-2 semanas, mientras que algunas semillas como la semilla de pino o cedro tardan varios meses en germinar para dar nuevas plantas.

3. ¿Por qué algunas semillas no germinan?

Cada semilla necesita humedad del suelo, oxígeno y temperatura específicos para romper la latencia de la semilla y germinar rápidamente. Muchas veces las semillas no germinan o tardan en germinar por diversas razones como falta de humedad, exceso de humedad, bajas temperaturas y gran profundidad de siembra.

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

4. ¿Cómo ayudamos a que las semillas de las plantas germinen?

Potenciando la entrada de humedad y oxígeno desde la cubierta seminal hacia el interior para que el embrión germine más rápido. Algunas de las técnicas que utilizamos para sacar las semillas del letargo son las siguientes:

a) Cortar las semillas a un lado, con un cuchillo afilado teniendo cuidado de no dañar el núcleo.

b) Raspe las semillas con una lija para reducir el espesor.

c) Calentar las semillas a 70°C y dejarlas en agua por 12 horas y luego plantarlas.

d) Coloque las semillas en un paño húmedo durante 24 horas antes de plantar.

e) Poner las semillas en el congelador durante 2 meses y luego plantarlas en un sustrato de arena húmeda.

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

5. ¿Cómo plantamos las semillas para hacer nuevas plantas?

La propagación de plantas por semillas se puede hacer ya sea por siembra directa en el campo o sembrando en un lecho de flores y vegetales y tan pronto como se convierte en una planta joven, la trasplantamos al suelo.

Para plantar las semillas para crear nuevas plantas, seguimos los siguientes pasos:

Plantamos las semillas en el momento adecuado, normalmente en primavera y otoño, para que las condiciones de temperatura y humedad sean favorables para la germinación de la semilla y el crecimiento de las plantas.

Para que germinen fácilmente y crezca el sistema de raíces de las nuevas plantas, proporcionamos tierra esponjosa en el jardín o tierra vegetal de alta calidad en las macetas donde plantamos las semillas.

Coloque las semillas en el suelo a una profundidad que corresponda a 2-3 veces el diámetro de la semilla de la planta.

Regamos la tierra con cuidado evitando el exceso de humedad, ya que existe el riesgo de que las semillas se pudran y no germinen.

Si hemos plantado las semillas en macetas de vivero, después de que las semillas germinen, moveremos las macetas gradualmente a un lugar con suficiente iluminación para asegurar plantas saludables.

Trucos de jardinería: Cómo propagar plantas con semillas

6. Y un secreto para la propagación de plantas con semillas.

La multiplicación de las plantas con las semillas no da plantas similares a la variedad de la fruta de la que tomamos la semilla y plantamos. Esto puede ser un problema especialmente para los árboles frutales y en algún momento del desarrollo necesitaremos inocularlos con la variedad deseada.

martes, 4 de enero de 2022

Cómo plantar cannabis en casa

Toda charla sobre el cannabis puede causar emoción hasta el punto de ensuciarse las manos y cultivar tu propia planta. Puede ser un pasatiempo divertido y un hobbie que, manteniendo el cultivo de una sola planta, es legal y tiene muchos beneficios.

Además, para las personas que consumen cannabis con valor medicinal, es posible obtener cogollos de la mejor calidad cultivados con el cuidado adecuado. Desde semillas hasta cogollos, aquí hay siete pasos a seguir para cultivar una planta de cannabis en casa.

Cómo plantar cannabis en casa

Cómo plantar cannabis en casa

1. Elige el lugar perfecto

Encontrar el lugar adecuado para colocar tu planta de cannabis es fundamental. Aunque el cannabis no es una especie exigente, existen ciertas condiciones necesarias para garantizar que su producción sea de la más alta calidad.

El lugar que selecciones para tu planta debe estar apartado para reducir la manipulación. Debe ofrecer la libertad de controlar parámetros esenciales como la temperatura y la luz para que la planta crezca bien.

Puedes elegir una habitación vacía, sótano, ático, garaje o cualquier espacio disponible que sea fácil de limpiar y privado para cultivar tu propio cannabis.

2. Elige las semillas adecuadas

Elegir las semillas de marihuana adecuadas ayuda a lograr un buen rendimiento para su uso. Si planeas cultivar una variedad en particular para uso recreativo, te recomendamos og kush auto de Fast Buds.

Si es la primera vez que cultivas marihuana en casa, elige la cepa más fácil de cuidar. Te ayudará a aprender sobre la planta, sin tener que invertir demasiado tiempo, dinero y otros recursos en ella cuando cultives marihuana en casa.

Entre las semillas puras, feminizadas y autoflorecientes, la autofloración podría ser la mejor opción para los cultivadores novatos. Producen plantas 100 por ciento femeninas que darán un rendimiento completamente aprovechable.

Además, las semillas autoflorecientes eliminan la necesidad de controlar el fotoperiodo en las plantas de cannabis, lo que facilita la tarea a los cultivadores principiantes. Las semillas son fáciles de cultivar y un conjunto simple puede brindar un rendimiento saludable.

3. Elige el medio de crecimiento

Una vez que sepas el lugar correcto para plantar tu cannabis, debes preparar el área para apoyar el crecimiento.

El medio de cultivo es responsable de la transferencia de nutrientes a través del agua, y toda la configuración debe ser capaz de hacerlo de manera eficaz. Puedes elegir entre cultivo en el suelo o medios sin suelo, como la hidroponia.

En el caso del suelo como medio, riega las plantas y agrega nutrientes al suelo para la planta. Pero en hidroponía, alimentas directamente el agua con los nutrientes necesarios, lo que aumenta la eficiencia de absorción y favorece un crecimiento más rápido. También reduce algunos problemas comunes con el suelo como medio, como las infestaciones de plagas.

Aunque ambos presentan ventajas específicas, usar tierra es la mejor opción para los principiantes para que el proceso sea simple y directo.

4. Configurar el área de crecimiento

Ahora puedes pasar a trabajar en el área de crecimiento para nutrir y apoyar tu planta de cannabis.

Asegúrate de crear disposiciones para la disponibilidad de luz adecuada en el área de cultivo de la casa. Puedes confiar en la luz solar o invertir en sistemas de iluminación artificial que utilicen LED, HID o fluorescentes para crear los niveles de luz adecuados.

Mide los niveles de temperatura y humedad e instala mecanismos de ventilación para mantener estos parámetros bajo control al cultivar marihuana en casa. Reduce el riesgo de plagas y moho y evita que el área huela picante.

Verifica los niveles de pH de su medio de cultivo. El rango ideal debe estar entre 6 y 7 para el suelo y entre 5,5 y 6,5 para la hidroponía. También asegúrate de obtener tus suministros hidropónicos de un mayorista especializado en hidroponia.

Prueba el suelo para comprender la disponibilidad de nutrientes esenciales y complementa con el resto para promover el crecimiento en diferentes etapas.

5. Germina y planta tu cannabis

El siguiente paso es germinar tus semillas. Coloca las semillas directamente en una maceta o en una toalla de papel húmeda y déjala por unos días para que brote. Es aconsejable utilizar una maceta como medio de germinación, ya que reduce el impacto del trasplante en la siguiente etapa.

Cuando plantes brotes, transfiérelos junto con la tierra a una maceta grande o mediana.

La planta ahora pasará a una etapa vegetativa en la que verás que el brote se convierte en hojas. El requerimiento de temperatura es ligeramente más alto durante este tiempo, y todos los nutrientes esenciales deben estar disponibles de manera adecuada para un crecimiento saludable.

Ten en cuenta la disponibilidad de luz durante este período. Controla el crecimiento y debes estar atento a cualquier signo de deficiencia de la planta para proporcionar los remedios necesarios.

6. Monitorear la etapa de floración

El siguiente paso para tu planta de cannabis es la etapa de floración. Aquí es cuando tu planta comienza a formar pequeñas flores, que eventualmente se convertirán en cogollos que consumimos. Es una fase crítica en la vida de una planta de cannabis y requiere el máximo cuidado y atención.

Si estas trabajando con semillas de cannabis puro en el cultivo de marihuana en casa, es posible que debas variar el fotoperiodo para llevar tu planta a esta etapa y eliminar los machos. Las semillas autoflorecientes reducen el esfuerzo en tales áreas y solo requieren ajustes mínimos de temperatura.

Mantenga la temperatura entre 18 ° C y 26 ° C y aumenta los niveles de riego para enjuagar tu planta con nutrientes que contribuyen al aroma, sabor y potencia.

Tu planta también requiere un poco de preparación durante esta etapa para proporcionar espacio para las flores. Recorta y dobla las hojas para asegurarte de que toda la planta reciba suficiente luz y nutrientes y sea fácil de mantener.

Ten cuidado con signos como el color amarillento de las hojas o el pardeamiento de las puntas, lo que podría indicar un desequilibrio del pH o una deficiencia de nutrientes. Cuidar tu planta durante esta etapa te dará el mejor rendimiento.

7. Prepárate para cosechar y disfrutar del rendimiento

Finalmente, el momento que estabas esperando. Es hora de cosechar los cogollos y disfrutar de tu cosecha. La profundidad de color de los pistilos y pelos indica la madurez y potencia de los cogollos.

Cuando tengan entre un 50 y un 70 por ciento de oscuridad, obtendrás una producción rica en contenido de THC. Si deseas disfrutar de un efecto relajante de los cogollos, espere a que al menos el 80 por ciento de las flores se oscurezcan para cosechar.

Con ayuda de unas tijeras, corta los cogollos y cuélgalos boca abajo para que se sequen durante cinco días. Colócalos en un frasco y guárdalos en un cuarto frío, seco y oscuro. Asegúrate de quitar el aire del recipiente para que los cogollos se curen y estén listos para su uso.

Cultivar cannabis en casa puede ser una actividad divertida y emocionante, pero a veces también puede ser un desafío. Aunque estas instrucciones te dan una idea básica de cómo llevar tus semillas de cannabis a través del proceso de crecimiento hasta la cosecha, hay varios detalles específicos de la variedad, como los niveles de temperatura y los requisitos de iluminación que deben tenerse en cuenta.

Investiga y recopila estos detalles y aplícalos donde sea relevante para apreciar el rendimiento de tu planta de cannabis.

domingo, 19 de julio de 2020

Cómo prepararse para la crisis

El mundo está atravesando un momento realmente delicado, los empleos se pierden y la crisis económica se agudiza día a día... ¿Quieres prepararte para el colapso de la mejor manera? Aquí te dejamos 8 consejos para saber cómo prepararse para la crisis y afrontar un eventual desempleo y crisis económica de la mejor manera.

Cómo prepararse para la crisis

Cómo prepararse para la crisis

1. Aprenda a plantar, no solo un huerto, sino también cultivos básicos (maíz, papa del.aire, etc.) y árboles (frutales, nativos, leñosos);

2. Cree un vínculo con alguna tierra, ya sea la suya o la de un pariente, un proyecto, un jardín comunitario, etc. Participe con las personas que viven allí, vaya poco a poco buscando formas de pasar más tiempo en el campo que en la ciudad, aprendiendo a plantar, construir, tratar los desechos orgánicos y sanar en la naturaleza;

3. Desarrollar habilidades prácticas (cocina, carpintería, reparación de máquinas, procesamiento de alimentos, costura, etc.).
Enseñe estas habilidades a niños y amigos, vecinos, vecinos;

4. Busque un grupo de apoyo mutuo, donde las personas se cuiden entre sí, hagan productos de necesidad básica colectivamente, como productos de higiene natural, remedios naturales como jarabes y tinturas de hierbas, procesamiento de alimentos, como alimentos conservados y fermentados;

5. Simplifica tu vida ahora, liberando más espacio y tiempo. Descubra todo lo que puede hacer sin dinero, caminar, hacer ejercicios, manualidades y artes del cuerpo, socializar con sus seres queridos, jardinería;

6. Separarse de la lógica de consumir más y más. Prefieren productos artesanales que duran mucho tiempo, de calidad, hechos por pequeños productores, empresas sociales y empresas económicas solidarias. Hacer intercambios, dar y recibir obsequios por valor afectivo, en lugar de valor financiero;

7. Intercambiar, almacenar, multiplicar y diseminar semillas criollas (nativas, no modificadas genéticamente, producidas por la agricultura popular y familiar);

8. ¡Reconoce que la vida será mucho mejor después! Solo estamos en transición. Somos lo que Hacemos.

domingo, 19 de mayo de 2019

Fertilizantes orgánicos para el cannabis

Cuando se trata de nutrientes y fertilizantes, a veces menos es más. Los productores se enfrentan a una abrumadora selección de fertilizantes producidos comercialmente que tienen un precio excesivo y son más complicados de lo que deberían ser. En este artículo, veremos algunos de los mejores fertilizantes orgánicos para el cannabis. La elección del fertilizante adecuado dependerá de cómo crezca y de la etapa de la vida de las plantas.

Fertilizantes orgánicos para el cannabis

Fertilizantes orgánicos para el cannabis

Cultivo de cannabis en macetas al aire libre
Una maceta de  10 lts de suelo orgánico para macetas tiene suficientes alimentos y nutrientes para durar aproximadamente un mes. Una vez que la planta ha absorbido todos los nutrientes disponibles, se deben agregar más nutrientes para continuar el rápido crecimiento de la planta. Cultivar plantas grandes afuera en macetas pequeñas puede ser agotador. Las macetas requieren un mantenimiento diario con riego, fertilización y mantenimiento de un rango de pH entre 6.0 y 6.8. Agregar demasiado fertilizante es un error fácil que puede tener resultados desastrosos. ¡Es muy importante seguir las instrucciones cuando apliques fertilizante! Siempre coloca las plantas en un nuevo regimiento de alimentación, especialmente en plantas pequeñas. Comienza con la dosis más baja y ve en aumento de a poco. Enjuaga las macetas regularmente con agua pura para eliminar el exceso de sales.

Cultivo de cannabis al aire libre
Al crecer al aire libre, es preferible que sea en la tierra. Las macetas no son naturales y requieren demasiado mantenimiento. ¡Los resultados en maceta tampoco son tan buenos! Cultivar cannabis en tierra es más fácil de implementar y mantener. Las camas elevadas, las camas hundidas o las macetas con contenedores de 150 lts o más son los mejores métodos porque tienen un suministro mucho mayor de nutrientes. Si prefieres las camas elevadas deben tener entre 1 y 2 pies de altura y estar llenas del mejor suelo orgánico que puedas obtener. Comprueba los viveros locales para el suelo a granel. Por lo general, tienen los mejores precios en la ciudad, pero asegúrate de verificar la calidad del suelo. No vayas a lo barato sino a lo mejor ¡Un mejor suelo es igual a una mejor cosecha! Asegúrate de reponer tu suelo con nuevos nutrientes orgánicos después de cada temporada de crecimiento.

Fertilizantes orgánicos para jardines al aire libre
Ya sea que estés cultivando en macetas o en tierra, el cannabis requiere un suministro saludable de nutrientes para un crecimiento vigoroso. Aquí proporcionamos una sección sobre algunos de los fertilizantes que son muy buenos para el cannabis. La mayoría se pueden comprar en esta web de abonos cannabis.
  • Fish Emulsion es barato y es una manera fácil de poner verde tu jardín. Gran fertilizante para plantas vegetales.
  • El hidrolizado de pescado se prefiere a la emulsión de pescado, pero es más difícil de encontrar y más caro. 
  • Blood Meal es alta en nitrógeno. Aplícalo como un vestido superior, pero ten cuidado de no aplicar demasiado porque ¡este fertilizante puede quemar fácilmente tus plantas!
  • La harina de hueso es una gran fuente de fósforo, calcio y nitrógeno. ¡También aumenta la actividad microbiana!
  • Bat Guano es caro pero rico en nitrógeno y fósforo. Es genial para la floración!
  • El pollo Maure es increíble. Mezclar en el suelo como un vestido superior antes de plantar.
Si planeas usar abonos, asegúrate de que estén secos y bien compostados antes de agregarlos al jardín.
No te olvides de agregar algunas lombrices en la tierra, siempre asegúrate de que tu fertilizante sea recomendado por profesionales, sigue las instrucciones y no apliques en exceso.

Post relacionados